^Volver arriba


Llevaba mucho tiempo con un poco de ansiedad, esperando a que Nvidia nos dijese algo sobre sus famosas tarjetas gráficas basadas en la nueva arquitectura Pascal para ver si realmente iban a ser tan buenas como se presuponía. Finalmente, este mismo mes de mayo ha sido cuando se han presentado oficialmente los nuevos productos, la GTX 1070 y la GTX 1080. Vamos, pues, a valorar un poco por encima si de verdad cumplen con las expectativas que tenía sobre ellas.


Para empezar os podría decir que, por la información que se ha mostrado hasta ahora, las dos nuevas tarjetas gráficas de Nvidia me han dejado buenas sensaciones pero con un ligero sabor agridulce. La mejora en lo referente al consumo eléctrico es más que notable, el salto cualitativo es muy grande -aunque reconozco que yo esperaba un poquito más- y lo que sí me ha dejado más frío ha sido el precio.

Tampoco quiero que mis palabras os desanimen. Ambas tarjetas -la GTX 1070 y la GTX 1080- son unas bestias y una inversión segura, más diseñadas para soportar la nueva realidad virtual y los ahora tan cacareados 4K de resolución con notables mejoras, aunque esta resolución -por mucho que nos digan- sigo sin verla tan cercana como para que se estandarice en breve. Esto quiere decir que si no tenéis intención de jugar con tantos pixeles y vais a seguir con los 1080p no hay motivo por el cual cambiar ahora mismo nuestra tarjeta gráfica o fustigarnos sin compasión por haber comprado una tarjeta durante este año o el pasado. De hecho, a la anterior generación aún le queda mucho recorrido (no creo que vaya a quedarse obsoleta en los próximos dos o tres años) y es obvio que puede sufrir una sustancial bajada de precio, ideal para aquellos que piensen en renovarse y anden justos de presupuesto. No hay mal que por bien no venga.
grafica


Pero centrémonos en las nuevas tarjetas gráficas: ¿son buenas sí o no?

La realidad es que lo son, mucho y en muchos los aspectos. Para empezar os diré que ambas consumen poquísimo. De hecho, las dos podrán funcionar con una fuente de alimentación de 500W, una auténtica nimiedad si lo comparamos con las dos generaciones anteriores, y mira que esas tarjetas ya consumían poco. Lo más probable es que ninguno tengáis que compraros una fuente nueva y podáis seguir sacándole provecho a la que tengáis ahora.

Pero si nos ceñimos al rendimiento -que es lo que más nos interesa- hay que reconocer que son dos auténticas bestias pardas del gaming. A pesar de que os he puesto sus especificaciones para que podáis compararlas con anteriores tarjetas, ya sabéis que siempre intento explicar las cosas de la forma más sencilla posible para no marearos con tecnicismos que, a la larga, no nos sirven de nada si no las vemos en acción, así que deciros que la simple y llana realidad es que ambas mejoran notablemente el rendimiento de sus predecesoras.

  GTX 1080 GTX 1070 GTX 980 Ti GTX 980 GTX 970
CUDA CORES 2560 1920 2816 2048 1664
Base Clock
1607 Mhz 1506 Mhz 1000 Mhz 1126 Mhz 1050 Mhz
Boost Clock
1733 Mhz 1683 Mhz 1075 Mhz 1216 Mhz 1176 Mhz
Memory 8Gb GDDR5X 8Gb GDDR5 6Gb GDDR5 4Gb GDDR5 4Gb GDDR5
Memory Speed
10 Ghz (QDR) 8 Ghz (QDR) 7 Ghz (QDR) 7 Ghz (QDR) 7 Ghz (QDR)
Memory Bus
256-bit 256-bit 384-bit 256-bit 256-bit
Memory Bandwith
320 Gb/s 256 Gb/s 336.5 Gb/s 224.3 Gb/s 224.3 Gb/s
TDP 180W  150W 250W 165W  145W


Por cierto, antes de que se me olvide, comentaros que la fecha de salida de estas tarjetas gráficas será el 27 de este mismo mes de mayo en Estados Unidos. No hay fecha oficial para España o Europa, aunque es de suponer que podría ser sobre el 10 de junio, pues -más o menos- esta ha sido la fecha más habitual de lanzamiento en anteriores ocasiones.



NVIDIA GTX 1070

gtx1070
En el caso de la GTX 1070 hay que decir que es la que más me ha sorprendido, pues prácticamente se pone a la altura de la actual GTX 980 Ti e incluso la supera en rapidez. No por mucho -por lo que sé parece que en alrededor de un 15-20%- pero lo hace, dejando en ridículo a las GTX 970 actuales. Ni que decir tiene que esta tarjeta va a ser la ideal para muchísimos jugadores ya que por su relación calidad-precio podría ser la más demandada (al menos mientras no aparezca un modelo inferior tipo GTX 1060) y es capaz de correr los juegos en resolución 4K a unos 25-30 FPS estables en calidad media. Si no vamos a jugar a semejantes resoluciones, pues ya os podréis imaginar que moveremos todo en calidad ultra a 60 FPS y tendremos gráfica para rato, para mucho rato.

Se ha anunciado que su precio rondará los 450$ y, como nada nos asegura que vayan a equiparar las monedas (como a veces se suele hacer), ya se rumorea que al final nos costará alrededor de unos 500€ (como poco), lo cual me deja algo desangelado. No obstante, hablamos de una tarjeta mucho más barata que una GTX 980 Ti y, como os he comentado, con mayor rendimiento. Una auténtica pasada.



NVIDIA GTX 1080

gtx1080
Yéndonos al producto estrella, la GTX 1080, tenemos que decir que gracias a su memoria GDDR5X el rendimiento claramente se dispara. La tarjeta es incluso un poquito superior a la actual GTX Titan X y es más rápida que dos GTX 980 en SLI, contando además con un consumo irrisorio de 180W. Vamos, que podremos jugar sin problemas a cualquier juego actual en 1080p y 1440p con calidad gráfica ultra sin despeinarnos y a incontables fotogramas por segundo. Si no vamos a usar la resolución 4K, creo que ahora mismo (o a corto/medio plazo) no vamos a ver juegos que pongan al límite nuestro PC si tenemos este soberano tarjetón.

El punto negativo es que, aunque pueda parecer que la GTX 1080 esté entonces diseñada para la realidad virtual y/o los 4K de resolución, lo cierto es que sigue sin alcanzar todas las cotas que podríamos esperar. Para la VR inicialmente sí que cumple de sobra, pero en los 4K parece que seguiremos sin pasar de los 45 FPS en calidad ultra que, de acuerdo, ya es una auténtica barbaridad pero creo muchos esperaban (entre los que me incluyo) poder subir hasta los famosos 60 FPS.

En cuestión de precio, parece que la GTX 1080 se nos va hasta los 699$ y ya se está empezando a medio-confirmar que en Europa rondará los 790€, siendo también bastante más cara de lo que me esperaba inicialmente. Aún así, seguiríamos hablando de un bicho mejor y más barato que la GTX Titan.
juegos gtx1080

¿Merece la pena actualizarse a estas tarjetas gráficas?
Como diría el maestro Yoda, difícil de decir es. Todo va a depender de nuestras necesidades, nuestro presupuesto y el uso que le vayamos a dar. Debemos considerar si lo que queremos es ya adentrarnos en los 4K o bien si preferimos mantener nuestra resolución actual para alargar así lo más posible la vida de nuestra tarjeta y nuestra inversión.

En el primer caso, tanto si lo que queremos es jugar a 4K o bien queremos zambullirnos en la realidad virtual, la respuesta sería que sí, nos conviene actualizar nuestra tarjeta con alguno de los dos nuevos productos de Nvidia pues se podría decir que ya empiezan a mover las cosas a dicha resolución de una forma más decente, ambas van más que sobradas para la realidad virtual y -tal y como os decía más arriba- es poco probable que a corto plazo nos sorprendan con juegos que pongan al límite estas tarjetas en resoluciones menores.

Si por el contrario nos encontramos más bien en la situación de que no vemos probable aumentar nuestra resolución en breve y/o no vemos juegos en realidad virtual que nos interesen, obviamente estas tarjetas son una buena inversión porque tiene toda la pinta de que nos van a durar años y años, pero tal vez nos convenga más esperar un poco a que se asienten ambas (y ya de paso su coste) y ver si bajan los precios de la generación anterior o, incluso, aguardar por si salen tarjetas más modestas -véase la GTX 1060 o la GTX 1050- pues si van a usar la misma arquitectura es de prever que, por un precio muy ajustado, podremos conseguir algo con la potencia de la actual GTX 970. Sin olvidar que también AMD tiene que sacar sus nuevas tarjetas gráficas y sería interesante ver con qué productos y precios nos sorprenden. De modo que pensadlo bien antes de comprar nada a lo loco.


Sea como fuere, Nvidia ha dado un golpe en la mesa con su nueva gama de tarjetas gráficas. A pesar de que yo personalmente me esperaba algo más y las sigo viendo algo caras para el jugador medio -no nos engañemos- la relación calidad-precio de estos pepinos es evidente. Esto me da algo de esperanza en lo que a la imparable carrera del PC se refiere y me explico;
Gracias a los procesadores multi-núcleo se ha conseguido una enorme estabilidad. Podría decirse que tras la aparición de los primeros Quad-Core y el Hyper-Threading no nos ha sido necesario renovar nuestras máquinas tan a menudo -lo cual es de agradecer- con la única salvedad de las tarjetas gráficas. Esperemos que, gracias a este salto que se ha dado, también podamos relajar nuestros PCs y nuestras billeteras en este apartado.

Yo tengo fe en que, a partir de ahora, por fin podremos comprarnos un PC Gaming sin que tengamos que preocuparnos por renovarlo en mucho tiempo. Creo que vienen buenos tiempos para nuestra plataforma.

 

 

El escaparate

Escaparate Winter

Compra más barato en IG