^Volver arriba


Hace aproximadamente un mes que llegó a mis manos el tan controvertido Steam Controller. Por si hubiera alguien que aún no supiera de qué hablo, se trata de un mando para juegos exclusivo de PC que ha sacado la empresa VALVE para poder jugar a los títulos que hay en su plataforma digital Steam, sobre todo a aquellos que originalmente no aceptaban estos periféricos para disfrutarlos.
Dicha controversia viene dada -en gran medida- por su pintoresca forma y disposición de elementos alejada de los modelos más clásicos a los que estamos acostumbrados. ¿Es realmente útil este mando? ¿Es cómodo? ¿Merece la pena comprarlo?

Para empezar he de admitir que yo nunca he sido muy de mandos. Durante la etapa de los ordenadores 8 bits usé sobre todo el teclado y algún joystick suelto, con el PC siempre he usado el ratón y, aunque tuve consolas como la Sega Megadrive y las Playstation 1 y 2, lo cierto es que nunca llegué a adaptarme del todo a sus controles.
A principios de este año decidí regalarme el mando de Xbox 360 para PC y aquí si tengo que decir que me adapté muy rápido y bien, teniendo que reconocer que, como dice la gran mayoría de jugadores, ese mando es sensacional.
Pero a lo que quiero llegar (que me lío) es que mis experiencias con los mandos pueden ser notablemente menores que las de otros jugadores, siendo por eso que tal vez no tenía tanta "memoria táctil" adquirida y se me ha hecho muy sencillo adaptarme al Steam Controller. Pero vayamos por partes.
mandos
Lo primero que nos llamará la atención es la antes mencionada disposición de sus controles. Los botones, al contrario que en los mandos más conocidos, están en la parte inferior y eso provoca que de inicio nuestra reacción no sea del todo buena ya que la sensación puede resultar extraña. Será bastante normal que los primeros días tengáis algún que otro problemilla cuando vayáis a pulsar la "X" o la "Y". Que los los botones sean más pequeños que en otros mandos no me ha supuesto tanto problema como cabría esperar y, aunque también es una de las primera cosas que notaremos, a eso parece que me amoldé rápido. De todas formas y pasado el mes, todas esas sensaciones han desaparecido y no tengo problemas para pulsar los botones de memoria, sin mirarlos.

Pasemos ahora a lo que claramente llama más la atención, que son los trackpads.
El derecho es similar al que tienen los PC portátiles con la salvedad de que se puede pulsar (al igual que el joystick derecho de cualquier otro mando) y que se puede configurar de varias formas. Si lo que nos interesa es que sirva para mover la cámara, esto puede hacerse simulando el movimiento que tendría un joystick, el que tendría un ratón y una mezcla entre ambos. Aunque cada una de las tres versiones también es configurable a nuestro gusto (incluso se puede poner un efecto trackball), la primera opción es para que la cámara se mueva como con cualquier otro mando, la segunda es para conseguir el movimiento del ratón (ideal para shooters, aventuras gráficas o estrategia) y la tercera se usa para emular el movimiento del ratón en juegos que están más diseñados para mando. Por poneros un ejemplo claro, el Fallout 4 puede jugarse con mando o con teclado y ratón pero no reconoce en ningún caso un mando con la sensibilidad de un ratón. Para estas ocasiones usaremos esa opción mixta (aunque tampoco me convence mucho llamarla así) que, si bien mejora indudablemente el apuntado, los movimientos de cámara pegan tirones y molesta un poco. La opción es muy interesante, de modo que espero se vaya puliendo a medida que empiecen a salir juegos que soporten este sistema.

Por otro lado podremos activar el sistema háptico, una especie de efecto eléctrico para que el trackpad vibre al moverlo (lo cual me ha parecido algo inútil, un poco raro y lo desactivo siempre) y también podremos configurar la sensibilidad o la velocidad de movimiento entre muchas otras opciones. Esto va a hacer que, de verdad, os paséis las primeras dos o tres semanas explorando configuraciones más que jugando. Eso sí, cuando encontréis la vuestra descubriréis que se juega bastante bien y que la tontería del trackpad funciona de verdad.

El trackpad izquierdo, aunque se puede configurar como el derecho (no lo recomiendo, pues he visto que no funciona igual de bien), se suele usar como cruceta y actualmente es con la única parte del mando con la que tengo problemas pues, aunque también podemos indicarle si queremos más o menos movimientos diagonales, lo cierto es que me parece demasiado grande y en muchas ocasiones pulso más hacia la derecha cuando realmente quiero pulsar hacia arriba. En algunos shooters he gastado más botiquines de la cuenta por este inconveniente.

El joystick izquierdo es más similar en tacto y movimiento a los que tienen los mandos de Playstation. Se puede pulsar al igual que ocurre con los trackpads, también es configurable (bueno, en realidad todo lo es) y los gatillos también tienen un recorrido más corto comparado con los del mando de Xbox 360, por ejemplo. Y aparte de los botones superiores (nada que reseñar aquí) cuenta en su parte trasera con otros dos gatillos o paletas que, si bien ahora no las uso mucho, en un principio me ayudaron a sustituir los botones "X" e "Y" mientras me acostumbraba a su disposición. Estas paletas traseras ni que decir tiene que vienen bien en juegos de conducción para situar ahí los cambios de marcha.
Y, por cierto, el mando también cuenta giroscopio. A día de hoy lo he probado en algunos juegos y no me lo ha reconocido correctamente. En su defensa he de decir que ninguno era un título que realmente lo aprovechase, lo necesitase o estuviese preparado para este sistema, como los de carreras, por ejemplo.
controller traseraLo cierto es que sus configuraciones son muchas e incluso, siempre y cuando tengamos activo Steam (aunque sea minimizado), podremos usar el mando para movernos por el escritorio de Windows. Esto, aparte de las ventajas que tiene para manejarnos por el sistema operativo mientras nos sentamos -o tumbamos- cómodamente en el sofá o la cama, es útil cuando los juegos nos abren un launcher antes de arrancar. Podremos además asignar cualquier tecla del teclado o botón del ratón al mando haciendo que ya no tengamos que instalar otros programas adicionales y alternativos que teníamos tales como Xpadder. Pero insisto: siempre y cuando tengamos Steam activo, aunque sea en segundo plano.

Ahora me gustaría haceros una pequeña relación de juegos con los que he probado el Steam Controller y comentaros un poco cómo me he desenvuelto en ellos.

FIRST PERSON SHOOTERS
Con juegos como Bioshock Infinte o Metro 2033 Redux las experiencias con la emulación de ratón y teclado han sido fantásticas. No tiene tanta precisión como el ratón real -es obvio que algo que se maneja sólo con un dedo nunca la tendrá- pero he jugado mucho mejor que con el sistema de mando convencional.
Con el F.E.A.R. (juego que no tiene opción de mando) la emulación de teclado y ratón ha funcionado de maravilla y he jugado asombrosamente bien. Muy contento.
Voy a incluir en esta sección el Alien: Isolation y, en este caso, he de decir que me he sentido mucho más cómodo jugando con el sistema de mando tradicional antes que con la emulación de ratón o el sistema mixto. Esta característica produce tirones al girar la cámara en los juegos anteriormente nombrados.

ESTRATEGIA
Sólo he probado el Civilitation V y el Civilization: Beyond Earth y aquí parece que te conviertes en el Chuck Norris del Steam Controller. Te adaptas en seguida y se juega fenomenal. A veces incluso sentía que mejor y más cómodo que con teclado y ratón.

AVENTURAS GRAFICAS
En este caso también he probado pocas, ya que muchas de las aventuras modernas cuentan con sistema de mando y quería sobre todo verlo en acción con las más clásicas. Con las dos que he probado, Caos en Deponia y A New Beginning, he quedado muy satisfecho. Realmente con estos juegos no hay mucho misterio y la emulación del ratón es buena.

PLATAFORMAS
También muy contento pero es cierto que poco hay que rascar en este género ya que únicamente se usa el joystick izquierdo y los botones. Los juegos probados han sido Contrast y Ori and the Blind Forest.

ROL / AVENTURAS / JUEGOS EN TERCERA PERSONA
Más disparidad en este caso, sin duda alguna, pero lo único que sigo sacando en claro es que el sistema mixto, el conocido en las opciones de configuración como "joystick ratón" o "joystick de alta sensibilidad", es muy interesante para un mejor apuntado pero da problemas al girar la cámara. La cuestión es que los juegos no están preparados aún para este estilo y se nota.
En el caso del Divinity: Original Sin he jugado bien tanto con emulación de teclado y ratón como con sistema de mando tradicional (este juego está preparado para ambos sistemas). Muy cómodo en ambos casos aunque tal vez más emulando el ratón. Por contra, en juegos como The Witcher 3, Fallout 4 o Tomb Raider (aquí lo he probado con el juego de 2013, el Tomb Raider: Anniversary y el Tomb Raider: Underworld) me he sentido muchísimo más cómodo usando la opción del mando más clásico.
configuracion controller
¿Merece entonces la pena comprarlo?
Pues eso debéis decidirlo vosotros pero, para ayudaros, deciros que tenéis que tener en cuenta sus lados negativos, que los tiene, como que sólo funciona con Steam activo, que los juegos fuera de esta plataforma algunas veces lo reconocen y otras no (en el caso de los juegos de EA y Origin tales como Dragon Age: Inquisition o FIFA 15 muchas veces no lo reconocen y cuando lo hacen, lo hacen mal) o que sólo funciona con pilas normales, no tiene batería recargable. Si no queréis gastar pilas siempre podéis compraros un cable adicional de varios metros por si tenéis el PC lejos de donde queréis jugar (los venden en cualquier tienda de electrónica) pero claro, ya hablamos de otra compra adicional no prevista de unos diez euros.

Por otro lado tenéis que sopesar si el tipo de jugador que sois o los juegos a los que jugáis merecen la pena este gasto. Si os dedicáis exclusivamente a los deportivos, de lucha o plataformas pues directamente no, no os merece la pena. Si sois más de estrategia, rol online o sois de los que están pegados al PC porque estáis todo el día en el chat de voz, probablemente tampoco. Además, tengo que recordaros que el periodo de adaptación al controlador puede ser más largo que el de otros mandos, sobre todo si lleváis muchos años jugando con los convencionales, aparte de que el sistema es muy diferente y es importante que esto quede claro desde el principio.

Sin embargo, si sois jugadores más "todoterreno" -y vagos- como es mi caso y si os basáis casi exclusivamente en lo que aparece en Steam, entonces sí, os lo recomiendo porque una vez que os adaptéis y encontréis vuestra configuración personal va a ser muy complicado que ya juguéis con otra cosa. Por la parte que me toca es lo que me ha sucedido a mí y -¡salvo por mis problemas con la cruceta!- estoy realmente contento.
Valoradlo y pensadlo muy bien porque ¡no es precisamente barato!

El escaparate

Escaparate Winter

Compra más barato en IG